BLOG MUNDO PARANORMAL APTO PARA TODOS LOS PÚBLICOS: SUCESOS VERÍDICOS Y RELATOS DE TERROR SIN SOBRESALTOS EXCESIVOS
HISTORIAS DE ESPÍRITUS PARA TODAS LAS EDADES

LA MANSIÓN ENCANTADA GUTENBERG | RELATOS DE TERROR

Cuando nos sumergimos en el mundo paranormal tendemos a investigar un poco sobre el tema, e incluso adoramos las historias y relatos de terror. Por ello vamos a contar una historia de fantasmas fundamentada en una vieja mansión y una familia que decide adquirirla a un bajo precio.


Mansión Encantada
Mansión Encantada

LA MANSIÓN ENCANTADA GUTENBERG

Sara y David es una pareja que siempre mantuvo vivo un sueño, durante años soñaba con tener una amplia casa de campo. Ellos actualmente tenían una vida sencilla, un trabajo normal, y dos hijos preciosos. Su vivienda era pequeña y ya casi no les quedaba espacio para guardar sus pertenencias personales.

Había llegado el fin de semana, y era fiesta en su pueblo, así que decidieron darse un paseo en coche hacia la ciudad más cercana. Durante el camino, todo fue una aventura, ya que el viaje se desarrolló sin inconvenientes, de hecho disfrutaron muchísimo del paisaje. Sin embargo, a la vuelta, ya de noche, decidieron volver a casa. 

Los dos pequeños iban durmiendo en los asientos posteriores del coche, así que Sara y David aprovecharon para hablar de todo lo que habían visto durante ese día, e incluso planeaban el siguiente viaje en el próximo fin de semana. La carretera por donde transitaban era oscura y tenebrosa.

De forma inesperada, comenzó a llover fuertemente obligando a David a conducir más despacio. Él iba pendiente en todo momento de que no pudieran colisionar con ninguna persona que estuviera caminando por la zona, o con incluso algún animal que se cruzara inesperadamente. 

La tormenta se hizo más fuerte y casi se llegó a perder la visión total en la conducción. Sin embargo, David se percató al mirar por su ventanilla del coche, que a mano derecha existía un enorme cartel que nunca antes había visto. Él pensó extrañado que tal vez lo habían puesto esa misma tarde, aunque sería un poco extraño con la lluvia tan enorme que venía cayendo desde la misma mañana.

En el cartel se podía leer claramente, la mansión Gutenberg está en venta, precio 100.000 €. Allí todo el mundo conocía la mansión Gutenberg y sabían de primera mano que era muy hermosa, grande y majestuosa. Sara y David estaban muy sorprendidos porque precisamente estaban interesados en comprar una casa más grande, aunque no tenían previsto comprar una mansión, pero era una gran oportunidad que no podían dejar escapar, ya que el precio era excesivamente bajo, teniendo en cuenta que un piso o un apartamento también rondaba los 100.000 €.

No lo pensaron dos veces, y Sara apuntó en un papel el número de teléfono. Inmediatamente, marcó y realizó la llamada desde su teléfono móvil, para conseguir ponerse en contacto directo con la persona que vendía la casa, llegando a conseguir una cita esa misma tarde. Incluso, sus dos hijos estaban muy emocionados porque ahora tendrían una casa mucho más grande donde jugar, y más aún siendo una gran mansión, donde existían jardines y una gran piscina donde bañarse. Ahora podrían traer a sus amigos del colegio para jugar todos allí.


EL VENDEDOR DE LA MANSIÓN ENCANTADA GUTENBERG


Por fin, llegó las 8:00 de la tarde, la hora justa para ir a donde habían quedado con el vendedor de la vivienda para ir a ver la casa. Todos estaban emocionados y encantados con la idea de poder adquirir aquella mansión. Aparcaron el coche justamente en la entrada, donde ya existía otro vehículo esperando, y en el interior se encontraba un señor sentado de aspecto tétrico. 

Quedaron un poco conmocionados al ver que la facciones de este hombre eran algo anormales, su piel era excesivamente blanca, como si no le hubiera dado el sol en su vida. Aunque, realmente no le dieron importancia, ya que era mayor la ilusión de hacer su sueño realidad, y comprar la mansión Gutenberg era más grande, que el miedo que le podría generar el tener que reunirse con ese vendedor.

Finalmente, todos se bajaron del coche para reunirse en la misma puerta de entrada con él, aunque ésta aún permanecía cerrada. David le dio la mano cortésmente al señor que le iba a enseñar la mansión, y notó que su mano era excesivamente fría. Sara estaba nerviosa pero no sabía si estaba más inquieta por el hecho de tener que ver la casa con aquel extraño individuo que le aterraba, o bien porque podría adquirir aquella hermosa mansión a un precio muy económico.

Al abrirse la puerta, David, Sara y sus dos hijos quedaron impresionados por la belleza de aquel lugar. Cuando entraron vieron que toda la decoración interior estaba realizada en madera de roble. Las impresionantes escaleras, puertas, muebles, entre otros mobiliarios también eran de madera de roble. El suelo también era de madera envejecida, e incluso había zonas donde crujía al pasar. Ellos no se podían creer que esa vivienda podría ser tan barata con el valor que había dentro, porque incluso las griferías tenían un baño dorado que parecía que estuvieran fabricadas con un poco de oro puro.

El vendedor se dirigió hacia ellos con la llave en la mano y extendiendo la misma se la puso al alcance de David, a lo que éste la cogió con agrado, dando las gracias. No obstante, como segundo paso, debían hablar de cómo se realizaría el pago de la vivienda, a lo que David acordó entregar la cantidad de 100.000 € a la mañana siguiente, a través de transferencia bancaria. El señor se despidió con agrado comunicándoles que ya podrían dormir allí, aquella misma noche.Y sin demorar más la visita, aquel espectro se marchó en su extraño coche negro para no volver jamás.


LA PRIMERA NOCHE EN LA MANSIÓN ENCANTADA GUTENBERG


Tan emocionados se encontraban tanto David, Sara, como sus dos hijos, que decidieron quedarse a dormir allí, de todas manera llovía tanto que no era recomendable coger el coche de nuevo para volver a su pequeña casa. Los niños corrieron por todas las habitaciones, incluidas las plantas de aquella vieja e increíble mansión, que ahora era propiedad de sus padres. Su felicidad aumento aún más, después de visitar los diferentes dormitorios, que cada cual escogió el suyo a su gusto, ya que había muchos para elegir.

Sara no se podía creer que horas antes vivieran en un pequeña casa y que ahora eran dueños de la majestuosa mansión Gutenberg. Ya eran más de las 10:00 de la noche, así que tocaba hacer la cena, y en la despensa no existían muchas provisiones. Sin embargo, había muchas latas de conservas que aún le quedaban años para que caducarán, así que decidieron cenar con algunas de ellas.

Como era viernes, al día siguiente los pequeños no tenían la obligación de asistir al colegio, así que podrían aprovechar todos juntos para limpiar el polvo, adecentar las habitaciones, sobre todo quitando las viejas sábanas que cubría por completo cada habitación de aquella mansión. Justamente, después de cenar, decidieron ir al salón para charlar un rato en familia. Prácticamente todo estaba en silencio, tan sólo se escuchaban sus voces y el ruido de algunos animales en el exterior.

De repente, sobre las 12:00 de la noche se escuchó un gran estruendo en la tercera planta, a lo que ellos no le dieron demasiada importancia pensando que sería algún gran pájaro nocturno que hubiera entrado en la buhardilla de la casa. Entre la charla y la ilusión todos se quedaron dormidos en los amplios sofás del salón. A las tres de la madrugada sonó un viejo reloj de pared, siendo extraño porque el que existía en la sala no funcionaba, y no se había escuchado en ningún momento antes.



Escaleras Fantasmas
Escaleras Fantasmas


FANTASMAS EN LA ESCALERA DE LA MANSIÓN ENCANTADA GUTENBERG


David se levantó con un gran sobresalto despertando a Sara, aunque los niños seguían dormidos. Algo se escuchó en la segunda planta, parecía una puerta abrirse. Esperaron un poco antes de atreverse a subir. De repente, una luz se dejó ver desde la primera planta, donde ellos se encontraban, a través de la escalera que las unía. Ellos extrañados miraron hacia arriba viendo como se materializaban infinitas luces que bajaban la escalera para dirigirse hacia ellos. Sara entró en pánico y se dirigió corriendo hacia sus hijos para protegerlos. Un extraño mundo paranormal y sobrenatural se abría ante ellos, a lo que no estaban preparados para enfrentarse. 

Sin embargo, David que se encontraba casi bloqueado por el terror, sin poder moverse desde el filo de la escalera, entró en defensiva, aunque casi estupefacto de tanto miedo como le recorría por el cuerpo. Esas almas bajaban a cientos y miles. Tanto Sara como David no podían dar crédito de lo que sus ojos estaban viendo, estaban fundamente aterrados. Cuando los espectros o fantasmas se marcharon del salón, el matrimonio se miró entre sí, mientras Sara lloraba desconsolada. Aunque, David quería investigar un poco más y no iba abandonar la casa con facilidad, así que esperaron hasta la mañana siguiente para realizar unas llamadas y ponerse en contacto con unos profesionales de parapsicología.


Si te ha gustado este relato de terror no te pierdas nuestras próximas actualizaciones en Mundo Paranormal y Ocultismo

             Google +    Twitter    Facebook
COPYRIGHT ©  LIDIA M.Y.
Foto Por Cortesía: Wallpaper

Facebook:


Red de Blogs "GRUPO LM"


Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

SI COMENTAS TUS EXPERIENCIAS, TODOS APRENDEMOS ALGO MÁS
Red de Blogs "GRUPO LM"

Sigue nuestros artículos en nuestro Grupo Paranormal Ufológica
o en la FanPage de Facebook
MUNDO PARANORMAL Y UFOLOGÍA


Seguir por Mail:

 
Copyright © 2013. MUNDO PARANORMAL | ESPÍRITUS, CASAS ENCANTADAS, OVNIS - All Rights Reserved
Web Propiedad de GRUPO LM
-->