BLOG MUNDO PARANORMAL APTO PARA TODOS LOS PÚBLICOS: SUCESOS VERÍDICOS Y RELATOS DE TERROR SIN SOBRESALTOS EXCESIVOS
HISTORIAS DE ESPÍRITUS PARA TODAS LAS EDADES

LA MUJER DE BLANCO Y LA SOLEDAD DEL CAMPOSANTO

En la entrada del cementerio de la ciudad hay un letrero que dice  'La memoria de los vivos hace la vida de los muertos'. Seguramente así lo cree con toda su alma, la mujer de blanco que habita en la soledad del camposanto.


CEMENTERIO GENERAL DE QUETZALTENANGO
CEMENTERIO GENERAL DE QUETZALTENANGO

El Cementerio fue fundado en 1840, siendo su primer habitante una mujer que ya nadie recuerda, Doña Juana Aguilar. Una ciudad abandonada, donde las almas lloran en sus mansiones de mármol y acabados de bronce y madera, por la falta de visitas y flores de los que un día juraron amarlos. 

LA MUJER DE BLANCO

Entre trinos de Clarinetes, Zanates y Guilgeros, un alma se niega a ser olvidada. En un lugar del camposanto se encuentra un mausoleo donde un día la llevaron en andas. A cada lado se encuentran dos Sauces Llorones que languiden con el pasar del viento en conjunto con los ángeles.

Ella no pidió ser llevada a esa casa de mármol, tan fría y alejada de la puerta principal. Estaba tan llena de vida, tenía tantos años por vivir y ahora lleva más de un siglo encerrada en su elegante tumba. Todos la han olvidado como sucede con cada inquilino de esa ciudad, pero la mujer de blanco se niega a aceptar esa triste realidad.

Algunas veces se escucha su suave risa, sus murmullos o sus llantos que se confunden con el pesar de los otros que llegan a darle el último adiós a los muertos que habitarán este lugar.

Diariamente, a medio día se escucha el repicar de las campanas dando las 12, esta alma espera ansiosa el próximo repique que proviene de la Iglesia del Calvario a la par del cementerio. Cuenta los días para su próximo paseo.

UN PASEO EN TAXI

 

MAUSOLEO Y SAUCES LLORONES
MAUSOLEO Y SAUCES LLORONES



Frente al gran portón del cementerio que permanece abierto durante las horas del día, se parquean algunos taxis. Así ha sucedido por décadas, nada altera a los conducotres quienes saben que siempre escucharán los lamentos de los deudos que pedirán sus servicios.

Para Don Demetrio, el más viejito de todos y de gran respeto por la tranquilidad de los muertos, fue muy agradable escuchar una voz suave y sonriente que le pedía llevarla  por la ciudad. No creía en espíritus ni espantos, no sabía de experiencias paranormales, nunca lo habían asustado a pesar de que llevaba décadas estacionando su taxi frente al cementerio.

Don Demetrio estaba cansado y dormitando por el calor tan fuerte de ese medio día. Era un 31 de Octubre, al día siguiente, el camposanto estaría lleno de visitantes y flores.

Saliendo de la nada, una mujer de blanco estaba a la par de su coche, frente al portón del cementerio. Gustosamente aceptó llevarla por la ciudad. Iban sin rumbo, ambos callados, ella muy pálida y él frío como el hielo. Don Demetrio no apartaba la mirada del Camafeo que colgaba del pecho de la joven, parecía tan antiguo y su montura era de oro macizo.

Ella no hablaba, callada miraba con deleite los cambios de la ciudad; después de un par de horas, el taxista le preguntó dónde dejarla. La mujer de blanco respondió serenamente 'En el mismo lugar donde me recogió, en el portón del cementerio'.

Al llegar a su destino, dijo no tener con qué pagarle. Se quitó el antiguo camafeo que colgaba sobre su pecho; aseguró al taxista que entregara esa joya familiar en la dirección indicada; ahí le pagarían exactamente la cantidad que debía por el paseo en taxi.

Don Demetrio sintió un helado toque al rozar su mano con la de la joven cuando ésta le entregó el camafeo; lo colocó sobre el asiento junto con la dirección de la casa; al voltear para ver a la joven, ella había desaparecido rápidamente.

UN SUSTO DE MUERTE

El viejo taxista toca a la puerta de un caserón muy viejo, aparece una mujer tan vieja como la casa, completamente vestida de negro guardando luto desde hace años.

No cree en lo que dice Don Demetrio, pero al recibir la joya, sus lágrimas brotan a borbotones y pregunta si la pasajera era una joven de blanco como la que estaba pintada en el retrato de la chimenea.

Todo está tan claro y tan escalofriante, la joven que le gustó el paseo en taxi, era la mujer de blanco del retrato, un alma más del camposanto quien había muerto a sus 16 años.
 
COPYRIGHT ©  Waleska YS
Foto Por Cortesía: WYS

Facebook:


Red de Blogs "GRUPO LM"


Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

SI COMENTAS TUS EXPERIENCIAS, TODOS APRENDEMOS ALGO MÁS
Red de Blogs "GRUPO LM"

Sigue nuestros artículos en nuestro Grupo Paranormal Ufológica
o en la FanPage de Facebook
MUNDO PARANORMAL Y UFOLOGÍA


Seguir por Mail:

 
Copyright © 2013. MUNDO PARANORMAL | ESPÍRITUS, CASAS ENCANTADAS, OVNIS - All Rights Reserved
Web Propiedad de GRUPO LM
-->